Actualmente la gran mayoría de los potenciales compradores utilizan internet para encontrar su casa y la página web de la agencia inmobiliaria es un factor decisivo a la hora de elegir. Estos son los 7 secretos para tener una web inmobiliaria eficaz:

1.- Atractiva: Una web que nos ayude a conseguir nuestros objetivos, no sólo debe tener una estructura atractiva, sino que además debe tener una serie de elementos y funcionalidades internas que haga llegar nuestros inmuebles a cualquier posible cliente que quiera comprar, vender o alquilar. Los contenidos y menús de una web profesional tienen que diferenciarnos, por lo tanto hay que presentar originalidad en ellos.

2.- Sencilla de usar: Todo profesional inmobiliario debe contar con una web que se autogestione fácilmente y sincronice de forma automática con los datos de su software de gestión. De esta forma se alimentará de todas las propiedades que ya tengamos incluidas en nuestra herramienta de trabajo. Si además, pertenece a una asociación o MLS, contará con la posibilidad de publicar los inmuebles de los otros miembros. Es básico que los contenidos se puedan actualizar constantemente, sin que ello suponga tener que contar con personal externo a mi oficina.

3.- Un buen motor de búsqueda: Una de las claves del éxito de una web inmobiliaria es el motor de búsqueda, donde el usuario selecciona el tipo de inmueble, localización, presupuesto, etc… Los resultados que nos ofrezca el buscador, son decisivos para que un usuario decida quedarse o abandonar nuestra web.

4.- Diferenciada: El producto resultante de esa búsqueda deben ser fichas de los inmuebles, atractivos visualmente y con contenidos que faciliten una buena gestión inmobiliaria. Es en esta parte, donde debemos hacer especial hincapié, en la estructura interna, es donde Google nos puede penalizar si no nos diferenciamos.

5.- 'User friendly': Los resultados de cada uno de nuestros inmuebles deben contener url amigables (fáciles de entender para los usuarios, que mejoran el posicionamiento web, que proporcionan información sobre la estructura de la página web y que sean fáciles de comunicar). Todo ello hará que logremos un posicionamiento natural.

6.- Integrada con redes sociales: Otra estrategia a aplicar a tu página inmobiliaria son los enlaces externos, es decir, provenientes de otras páginas web, blogs, y redes sociales. Esto hará que la página web cobre relevancia en Google.

7.- Que facilite el contacto con los clientes: Si la navegación a través de tu página web resulta agradable para el usuario, necesitará contactar contigo, para ello es imprescindible que exista un formulario de contacto que facilite la interacción con el usuario.

Importante finalmente, controlar las visitas a la web, para ello debemos instalar un sistema de estadísticas que analice el tráfico a la web, que nos informe sobre los potenciales clientes que llegan a nuestra web, las frases que generan visitas y los contenidos más buscados.

A día de hoy, la web inmobiliaria no es un complemento, un mero escaparate de servicios profesionales, sino el complemento ideal para tu presencia en portales inmobiliarios