Da igual la proyección que tenga tu despacho, si es un despacho unipersonal o con varias sedes en todo el mundo, la especialidad del despacho, etc. Para un abogado, tener una página web solamente puede traer beneficios.

Motivos para empezar a crear y cuidar una web

Tener una página web presenta varios beneficios

  • Tarjeta de visita: Una página web básica, con la información del despacho, secciones o áreas de trabajo y contacto, es una tarjeta de visita disponible para todo el mundo las 24 horas del día los 365 días de la semana. El grado de implicación que requiere este tipo de webs es ninguno, una vez está hecha la web no necesita mantenimiento ni mayor cuidado, pero no podremos acceder a los siguientes beneficios.
  • Imagen: Escribir artículos relevantes sobre tu sector, consultas típicas o tener una sección que diga “prensa” o “hablan de nosotros” aporta mucha confianza a los clientes y refuerza la imagen que quieras proyectar de tu despacho.
  • Clientes: Por supuesto, el hecho de escribir consultas, novedades normativas, última doctrina, etc. Hace que los usuarios resuelvan sus dudas, tengan una percepción tuya de profesional y especialista en la materia y por consiguiente, contratar los servicios cuando sean necesarios, pues recordemos que aunque expliques con todo lujo de detalles como se realiza una querella, procedimientos, pasos, y medios de prueba, SIEMPRE van a necesitar a un abogado para que represente sus intereses legales, por lo que si tu has sabido resolver esas dudas y ofreces confianza, es muy probable que acaben contratando tus servicios
  • Facilidad para dar a conocer tus nuevos productos o servicios: Participaciones preferentes, cláusulas suelo, delitos “informáticos”… La actualidad en la que nos encontramos, nos hace especializarnos continuamente en nuevas materias, procedimientos o cambios normativos, por lo que todos estos cambios, hacen que tengas que readaptar los esfuerzos de tu despacho para centrarte en diferentes áreas. ¿Cuál es la mejor forma de darlas a conocer? Una página web, es una de las mejores formas.
  • Gratuidad“: Tener una página web conlleva unos costes de dominio + hosting + desarrollo web, todo ello puede rondar unos 500 a 1000 euros, pero…¿Conoces algún medio más barato para llegar a miles de personas? Yo por el momento no, y te puedo asegurar que con opciones como WordPress, Joomla, etc. El coste del desarrollo web te lo ahorras y una web te podría llegar a costar el dominio + hosting (aproximadamente unos 80.-€ al año).